jueves, 3 de diciembre de 2009

Una canción de Melina Aslanidou

Aquí tenéis el vídeo de una actuación en directo de la griega Melina Aslanidou interpretando la canción "He recordado el pasado", que hemos escuchado en clase.

Os subrayo algunas palabras de la letra que tienen especial interés por su relevancia etimológica y por su transparencia. Son palabras griegas que seguimos usando nosotros: fantásmata (fantasmas), kardiá (corazón), polý (mucho), óneira (sueños), nostalgía (nostalgia), drámata (tragedias)... Son palabras clave que conjuran y pueblan enseguida un universo fantasmagórico, fantástico y fantasmal, como corresponde a la evocación del pasado, cardiovascular o visceral, lleno de sentimientos difíciles de expresar, polimorfo, polifónico y polisémico, onírico, nostálgico y dramático.

Pero si hubiera que elegir una de todas estas palabras, yo señalaría "nostalgia", porque es la más griega de todas: es una afección del alma que consiste en un dolor agudo que se debe a la imposibilidad de volver a casa, a los orígenes: el guerrero no acaba de regresar y se consume en la añoranza de su pasado, de su tierra natal, de sus seres queridos... Como Odiseo, el héroe más griego de todos, el que más padeció la nostalgia en sus propias carnes.






Το παρελθόν θυμήθηκα

Και πάλι ξαναγύρισες
στη σκέψη μου απόψε.
Το παρελθόν θυμήθηκα.

Ξυπνήσανε φαντάσματα,
με πήρανε τα κλάματα.
Kαρδιά, κι' αν πόνεσες πολύ,
το δάκρυ, αν θέλεις, κόψε.

Περάσαν απ' τα μάτια μου
στιγμές ευτυχισμένες
και τα σβησμένα όνειρα
με ρίξανε τα δάκρυα,
κουρέλι σε μια άκρια,
με νοσταλγία τριγυρνώ
σε ώρες περασμένες

Πριν χρόνια που χωρίσαμε
μια νύχτα σαν απόψε,
ποτέ δεν τη λησμόνησα.

Έχει η ζωή μας δράματα
που παίρνουνε τα κλάματα.
Kαρδιά, κι' αν πόνεσες πολύ,
το δάκρυ, αν θέλεις, κόψε.



He recordado el pasado


Y otra vez has vuelto

a mis pensamientos esta noche.

He recordado el pasado.


Despertaron los fantasmas,

me provocaron las lágrimas.

Corazón, aunque has sufrido mucho,

el llanto, si quieres, deténlo.


Pasaron antes mis ojos

momentos afortunados

y, borrados, los sueños

me hicieron brotar el llanto,

un trapo en una esquina,

con nostalgia doy vueltas

a horas pasadas.


Hace años que nos separamos

una noche como esta noche,

nunca la he olvidado.


Tiene nuestra vida tragedias

que provocan las lágrimas.

Corazón, aunque has sufrido mucho,

el llanto, si quieres, deténlo.




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada