lunes, 25 de octubre de 2010

Meravigliosa creatura


Esta preciosa canción -la típica canción italiana de la típica cantante italiana de voz desgarrada- se hizo famosa en España porque se utilizó como música de fondo del anuncio del coche Fiat Bravo. Mucha gente, cuando veía el anuncio, se preguntaba gratamente sorprendida al oír la música: ¿qué canción es esa tan bonita? ¿quién canta eso? La cantante es la italiana Gianna Nannini, y la canción se titula “Meravigliosa creatura”, o, lo que es lo mismo, “maravillosa criatura”.


¿Por qué se parecerán tanto el italiano y el castellano? ¿Será porque el italiano es, como la lengua de Cervantes, una lengua que procede del latín? Claro que es por eso; son dos lenguas hermanas, tan hermanas que se dirían gemelas. Los extranjeros, cuando oyen hablar italiano o castellano, no suelen diferenciarnos mucho y nos confunden a los unos y los otros metiéndonos a todos en el mismo saco.


Hay sin embargo algunas diferencias fonéticas, aunque no son muy grandes. Una de las más importantes es que nosotros hacemos los plurales en -s, mientras que los italianos los hacen en -i (molti mari e fiumi, que dice la canción y quiere decir: muchos mares y ríos) o los hacen en -e (como tempeste, lune, parole, que quieren decir tempestades, lunas, palabras). Otra de las diferencias es que el italiano carece de los sonidos “z” y “j” que tenemos en español, por ejemplo en la palabra "ceja". Para un italiano pronunciar correctamente "Gijón" es casi imposible. Hay, como os decía, algunas diferencias, pero, por lo demás, el vocalismo es idéntico, y el asombroso parecido de las palabras hace que cuando escuchamos hablar a los italianos (o cuando ellos nos oyen a nosotros) nos entendamos inmediatamente, dado nuestro parentesco lingüístico que nos hermana, aunque no sepamos mucho del otro idioma.



Os pongo aquí, lo primero, la letra de esta preciosa canción de "la" Nannini:


Molti mari e fiumi attraverserò,
Dentro la tua terra mi ritroverai.
Turbini e tempeste io cavalcherò,
Volerò tra i fulmini per averti.

Meravigliosa creatura, sei sola al mondo,
Meravigliosa paura di averti accanto,
Occhi di sole mi bruciano in mezzo al cuore
Amo la vita meravigliosa.

Luce dei miei occhi, brilla su di me,
Voglio mille lune per accarezzarti.
Pendo dai tuoi sogni, veglio su di te.
Non svegliarti, non svegliarti, non svegliarti ancora.

Meravigliosa creatura, sei sola al mondo,
Meravigliosa paura di averti accanto.
Occhi di sole, mi tremano le parole,
Amo la vita meravigliosa.

Meravigliosa creatura, un bacio lento,
Meravigliosa paura di averti accanto.
All'improvviso tu scendi nel paradiso.
Muoio d´ amore meraviglioso.


Y aquí la podéis escuchar en su versión acústica y lenta, que es la del anuncio y para mi gusto la que más se disfruta escuchando:


Y os doy la traducción, porque se trata de un texto poético y sugerente. ¿Quién será la maravillosa criatura a la que se refiere la canción? ¿Un coche, como pretendía el anuncio? ¿Un hijo? ¿Un animal de compañía como el perro? ¿Un caballo? ¿Una persona amada? Todo eso puede ser... Ahí está la gracia del asunto.


Maravillosa criatura, estás sola en el mundo,
maravilloso miedo de tenerte cerca,
ojos de sol me queman en medio del corazón,
amo la vida maravillosa.

Luz de mis ojos, brilla sobre mí,
quiero mil lunas para acariciarte.
Pendo de tus sueños, velo sobre ti.
No te despiertes, no te despiertes, no te despiertes todavía.

Maravillosa criatura, estás sola en el mundo,
maravilloso miedo de tenerte al lado,
ojos de sol, me tiemblan las palabras,
amo la vida maravillosa.

Maravillosa criatura, un beso lento,
maravilloso miedo de tener cerca,
de improviso desciendes al paraíso.
Muero de amor maravilloso.

En cuanto a la música, está esta otra versión, además de la acústica y lenta que hemos oído, que es la roquera, que no está nada mal tampoco. Las dos son muy buenas, cada cual en su estilo. Ésta es un minuto más larga y tiene un impresionante solo de guitarra eléctrica final (verdaderamente apoteósico). ¿Cuál te gusta más?






No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada