viernes, 24 de mayo de 2013

Adieu, Georges Moustaki



Si tuviera que quedarme con una sola de las canciones de Georges Moustaki, recientemente fallecido, -hélas, una pérdia irreparable para el mundo de la chançon française y de la canción en general-,  me quedaría quizás –aunque la elección sería muy difícil para mí porque muchas de sus canciones me han acompañado a lo largo de los años desde que las oí por primera vez en mi lejana adolescencia-, me quedaría, decía, con esta, Grand-père,  Abuelo.

Ya sé que no es de las más conocidas, como  Le metèque, Ma solitude, Ma liberté, Le facteur, Le temps de vivre o La marcha de Sacco y Vanzetti y tantas otras, pero para mi gusto es la más conmovedora  y entrañable de todas las canciones de este griego universal, nacido en Alejandría como Cavafis, repleta como está de referencias biográficas y de  resonancias homéricas, dedicada a su abuelo.  Tú de Constantinopla  desterrado y Corfú, / Ulises que jamás volvió sobre sus pasos, / Yo soy de tu país, meteco como tú,   / Del hijo que te dio Penélope soy vástago.



C'est pour toi que je joue Grand-père c'est pour toi
Tous les autres m'écoutent mais toi tu m'entends
On est du même bois on est du même sang
Et je porte ton nom et tu es un peu moi

Exilé de Corfou et de Constantinople
Ulysse qui jamais ne revint sur ses pas
Je suis de ton pays, métèque comme toi
Un enfant de l'enfant que te fit Pénélope

Tu étais déjà vieux quand je venais de naître
Arrivé juste à temps pour prendre le relais
Et je finirai bien un jour par ressembler
A la photo où tu as posé à l'ancêtre

C'est pour toi que je joue Grand-père c'est pour toi
Que je glisse mes doigts le long de mes six cordes
Pour réveiller un air tranquille et monocorde
C'est tout ce que je sais faire de mes dix doigts

Maître en oisiveté expert en braconnage
Comme toi j'ai vécu à l'ombre des bateaux
Et pour faire un festin je volais les oiseaux
Que le vent de la mer me ramenait du large

Comme toi j'ai couru les filles et les rêves
Buvant à chaque source que je rencontrais
Et sans être jamais vraiment désaltéré
Sans jamais être las de répandre ma sève

C'est pour toi que je joue Grand-père c'est pour toi
Pour remettre au présent tout ce qui est passé
Depuis que je ne parle plus que le français
Et j'écris des chansons que tu ne comprends pas

C'est pour toi que je joue Grand-père c'est pour toi
Tous les autres m'entourent mais toi tu m'attends
Même si tu es loin dans l'espace et le temps
Quand il faudra mourir on se retrouvera.




Para ti toco yo,  Abuelo. para ti,
Me escuchan los demás, pero tú me comprendes,
Somos del mismo tronco, de la misma raíz,
Y yo llevo tu nombre, y tú un poco yo eres.

Tú de Constantinopla desterrado y Corfú,
Ulises que jamás volvió sobre sus pasos,
Yo soy de tu país, meteco como tú,
Del hijo que te dio Penélope soy vástago.

Ya eras tú muy mayor cuando yo vine al mundo,
A tiempo que llegué de tomar el relevo,
Y un día acabaré por parecerme mucho
A la foto que tú dejaste de recuerdo.

Para ti toco yo,  Abuelo, para ti,
Y mis dedos rasguean seis cuerdas con el fin
De despertar un aire monocorde y pausado,
Es lo mejor que sé hacer con estas manos.

De ociosidad maestro,  y avezado furtivo,
Como tú yo a la sombra  de barcos he vivido
Y para hacer festín atrapaba los pájaros
Que el viento de la mar me traía a lo largo.

Como tú, perseguí las chicas y los sueños,
Bebiendo en cada fuente que al paso me encontraba
Y sin estar jamás de verdad satisfecho,
Sin verme nunca  harto de derramar mi savia.

Para ti toco yo,  Abuelo, para ti,
Para  traer lo que ha pasado hasta aquí,
Desde que ya en francés escribo sólo y hablo
Y que tú no comprendes las canciones que canto.

Para ti toco yo,  Abuelo, para ti.
Los demás me rodean, tú  me esperas a mí,
Aunque estés muy lejos en el espacio y tiempo,
Cuando haya de morir, nos reencontraremos.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada