viernes, 29 de noviembre de 2013

Imperium Romanum (álbum fotográfico)



El austriaco Alfred Seiland (1952), profesor de Fotografía en la Academia de Arte de Stuttgart,  es uno de los fotógrafos contemporáneos más importantes de Europa. Durante muchos años se ha dedicado a visitar lugares de interés relacionados con el Imperio Romano, y a fotografiarlos, mostrando el contraste entre las ruinas antiguas  y la modernidad. 

Sus imágenes nos llevan a Siria, Jordania, Turquía, Israel, Francia e  Italia, en un viaje alrededor del Mar Mediterráneo,   y también a  Inglaterra, emplazamientos donde está atestiguada la presencia del águila romana, retratando a menudo lugares a los que los turistas no tienen fácil acceso. 

Destaca, según los expertos,  el uso que hace del color, muy similar al de un pintor, de forma que a veces nos planteamos ante sus imágenes si estamos en presencia de cuadros pintados al óleo y acuarelas o de fotografías.

Expone su obra, noventa fotografías de gran tamaño, en el Museo Germano-Romano de Colonia, desde el 8 de noviembre hasta el 30 de marzo de 2014,  y acaba de publicarse su libro "Imperium Romanum, opus extractum", que recoge algunas de las imágenes de su ambicioso proyecto "Imperium Romanum".  

Portada del libro y ruinas de Palmira, actual Tadmor, en Siria (2011) 

 Ruinas de Gádara, actual Umm Qais, Jordania (2009)


Pont du Gard, Francia (2009)



Estudios cinematográficos de Cinecittà, Roma (2006)

 Estatua de héroe y ruinas de las termas del foro de Ostia Antigua, Italia (2012)

 Villa de Adriano en Tibur, Tívoli, Italia.

Templo de la Concordia, Selinunte, Sicilia, Italia.

Aesica Fort, granja de Great Chichester, Inglaterra (2009). 
Puede contemplarse al fondo de la imagen el famoso muro de Adriano.

 Templo de Júpiter Anxur, Terracina, Italia (2008)

Monte Nemrut, Turquía (2011)

Museo Arqueológico Nacional, Nápoles (2008)

Desierto judío y Masadá, Israel (2009)

Y como no podía faltar, también una imagen del anfiteatro Flavio, más conocido como Coliseo (2010):


2 comentarios:

  1. Dan ganas de salir corriendo a Colonia...o directamente a todos los sitios fotografiados. O hacerse con el libro. Mientras decidimos, gracias una vez más, Guillermo.

    ResponderEliminar
  2. Gracias por el comentario, Severina. La verdad es que las fotos son preciosas, y aunque hayas estado en los sitios que fotografía Seiland -yo sólo en dos de los de arriba-, te muestra siempre un ángulo diferente. Un saludo.

    ResponderEliminar