martes, 10 de junio de 2014

El conflicto en la litetarura, según Grant Snider


Grant Snider vuelve a sorprendernos desde Incidental Comics con su agudeza intelectual en este "Conflict in literature", que me he permitido adaptar al latín sin su permiso (Conflictus in litteratura), un latín que no difiere prácticamente en nada del inglés que él utiliza  lo que viene a demostrar, sin querer, algo que ya sabíamos: que la lengua de Shakespeare  posee un sesenta por ciento de términos latinos tomados bien directamente de la lengua del Lacio o bien, indirectamente, a través del francés de los normados que dominaron Gran Bretaña.  Ahí tenemos, por ejemplo: conflict, in, literature, classical, no, modern, nature, society, technology, reality, author; el neologismo postmodern formado con la partícula latina post, que indica posterioridad, añadida al adjetivo,  modern y el latinismos vs. que es abreviatura de versus); sólo son palabras sajonas, procedentes del germánico en el texto de Snider  man, self y God, que no corresponden a las latinas homo, ipse, deus, que utilizo en la traducción, sino a las alemanas Mann, selbst y Gott.

Este carácter híbrido y bifronte del inglés moderno (por un lado,  lengua germánica,  pero,  por otro,  lengua con un enorme caudal de vocabulario latino) se ejemplifica muy bien, como dice M. Edwards, en el nombre del país: The united Kingdom. El kingdom (germánico) designa la realidad del reino, united (latín) el pensamiento que lo ha unificado. Esto es algo que todavía se incrementa más en el caso de los Estados Unidos de América: United States of America, donde además del united (latín) tenemos states (latín), para denomianr a las nacientes repúblicas independizadas de la corona inglesa.

El mayor tropezón, sin embargo,  que he tenido en la traducción, muy ilustrativo, por otra parte, es que en latín clásico no hay una palabra específica que signifique "realidad", por lo que he tenido que recurrir al anacronismo "realitatem" (creado en el bajo latín y derivado del adjetivo realis -e, que a su vez procede del clásico res rei "cosa"), de donde deriva la moderna Realidad, ese invento del gobierno y de los adultos para que los niños y lo que pueda quedarnos a los mayores de niños nos adaptemos a las duras condiciones de la vida que nos imponemos (la realidad es lo único que hay, la dura y cruda realidad, hay que ser realistas, etcétera).

En cuanto a los conflictos que cita Snider, dentro de la literatura clásica grecolaltina, encuentro que el personaje de Aquiles de la Ilíada de Homero encarna a las mil maravillas el conflicto del hombre contra el hombre, por su rivalidad con Héctor, mientras que el Ulises de la Odisea  homérica encarna el conflicto del hombre contra la naturaleza, principalmente contra el mar, y el conflicto contra los dioses, ya que se ganó la ira de Posidón, que hizo que su viaje de regreso a Ítaca durara diez años y fuera una auténtica odisea.  Si vamos ahora a la literatura latina, Eneas, el héroe del poema épico la Eneida de Virgilio,  representaría muy bien los tres conflictos: la naturaleza (el mar, igual que Ulises), los hombres (sobre todo en su rivalidad con Turno en la segunda parte de la Eneida, al que acaba dando muerte) y los dioses (hijo de una diosa, como es, tiene que sufrir sin embargo la ira rencorosa de la cruel Juno).


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada