miércoles, 20 de abril de 2011

Viriato: Roma no paga a traidores

Cuadro de José Madrazo titulado "Muerte de Viriato"

El martes 19 de abril de 2011 se celebró en las Caballerizas del Palacio de la Magdalena de Santander el X Certamen de Traducción de Latín y Griego, que viene siendo organizado por la Asociación de Profesores de Latín y Griego de Cantabria. En la prueba de Latín participaron 120 alumnos de distintos Institutos de Cantabria. Amparo Diego, Alba García y Ángela Prieto, alumnas de 2º de Bachillerato, representaron al nuestro.

El certamen ha consistido en la traducción con la ayuda del diccionario y análisis sintáctico de un texto histórico sobre la figura de Viriato, popularizado por una reciente serie televisiva, el comentario morfológico de cuatro palabras de ese texto y el etimológico de otras cuatro, durante una hora y media.

Dejando aparte el análisis morfológico y sintáctio, he aquí el texto del historiador Eutropio, al que tuvieron que enfrentarse nuestras alumnas, con una traducción entre paréntesis:

Nec multo post quoque Q. Caepio ad idem bellum missus est, quod quidam Viriathus contra Romanos in Lusitania gerebat. (Y no mucho después también Q. Cepión fue enviado a la misma guerra, que un tal Viriato llevaba a cabo contra los romanos en la Lusitania). Quo metu Viriathus a suis interfectus est, cum quattuordecim annis Hispanias adversus Romanos movisset. (Debido a este temor Viriato fue asesinado por los suyos, al haber agitado durante catorce años las Hispanias contra los romanos). Pastor primo fuit, mox latronum dux, postremo tantos ad bellum populos concitavit, ut adsertor contra Romanos Hispaniae putaretur. (Fue en principio un pastor, después jefe de unos salteadores de caminos, finalmente reunió tantos pueblos para la guerra, que era considerado un defensor de Hispania frente a los romanos). Et cum interfectores eius praemium a Caepione consule peterent, responsum est numquam Romanis placuisse imperatores a suis militibus interfici. (Y al haberle pedido sus asesinos una recompensa al cónsul Cepión, se les respondió que nunca a los romanos les había agradado que los jefes fueran asesinados por sus propios soldados).


Comentario: Para entender el texto, hace falta conocer un poco su contexto histórico: En el año 155 a. de C. comenzaron las primeras rebeliones de los lusitanos contra la dominación romana. Eran tribus seminómadas dedicadas fundamentalmente al pastoreo. La represión que llevaron a cabo los dirigentes romanos, especialmente el pretor Galba, fue brutal. Según Suetonio, Galba habría pasado a cuchillo a más de treinta mil lusitanos acusados de traición. Esta situación movió a Viriato, superviviente de la matanza, a alzarse como cabecilla de los rebeldes. Mantuvo en jaque a los ejércitos romanos mediante la táctica de la guerra de guerrillas, que también practicarían después cántabros y astures.

Viriato habría sido, según Eutropio, en primer lugar un simple pastor, después el jefe de una cuadrilla de ladrones, y finalmente el cabecilla visible de la revuelta, que consiguió aglutinar en torno suyo a numerosas tribus y pueblos descontentos con la dominación romana. En el año 139 a. de C. fue asesinado a traición por sus propios hombres. El texto finaliza con la anécdota de que los asesinos de Viriato, lusitanos como él, pretendieron cobrar una recompensa, que el cónsul romano les negó, acuñando la famosa frase de "Roma traditoribus non praemiat", o lo que es lo mismo: Roma no paga a traidores.




Por otra parte, se les pedía, además, a los participantes del certamen que señalaran palabras castellanas derivadas de los siguientes cuatro términos latinos que aparecían en el texto:

BELLUM, que significa "guerra", se mantiene en palabras castellanas como bélico, beligerante, (anti-)belicista, rebelión, rebeldía, rebelde. Se cita incluso a veces la desafortunada frase latina de "Si vis pacem, para bellum": si quieres la paz, prepara la guerra; "parabellum" es el nombre también de un calibre balístico.

DUX, que significa "jefe, general", y cuya raíz es DUC- y quiere decir "llevar", se conserva en los numerosos verbos acabados en -ducir como a-ducir, ab-ducir, con-ducir, de-ducir, in-ducir, intro-ducir, pro-ducir, re-ducir, re-pro-ducir, se-ducir, tra-ducir. Resulta curioso a la vez que instructivo ir viendo cómo en nuestra lengua todos estos verbos tienen un significado común y básico que es el de "llevar" y cómo este significado se va modificando ligeramente según el prefijo que le coloquemos delante: intro- por ejemplo, añade el matiz de "hacia adentro", y "tra" "hacia otro lado (o lengua, en este caso)". También se pueden señalar como derivados de esta raíz "duque", "ducado", "dúctil", y los numerosos derivados de cualesquiera de los verbos citados acabados en -ducción, -ductor, -ductivo...

PLACUISSE, cuya raíz es PLAC-, que significa "agradar", es el origen de plácido, placer, complacer, placentero, placebo, beneplácito, etc.

MILITIBUS, cuya raíz es MILIT-, que quiere decir "soldado", está en la base de militar, militarizar, (anti-)militarismo, milicia, miliciano, y el término popular "mili".

En la ciudad de Zamora se encuentra esta estatua del líder lusitano Viriato, con la inscripción: TERROR ROMANORUM: el terror (o la pesadilla) de los romanos.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada