miércoles, 23 de abril de 2014

Latín porcino, según Grant Snider




Latín porcino es una mala traducción aproximada  de Pig latin (latín de los cerdos), que es como se denomina en inglés a una desfiguración de la lengua del Imperio, una jerigonza o jerga  que se usa como divertimento o para conversar entre iniciados sin que se enteren los demás. También es el título del cómic impagable, como todos los suyos, de Grant Snider, tomado de su página Incidental comics

Aquí tenéis una breve explicación del significado y ulitización de los latinismos (o latinajos) que utiliza:

-Cogito ergo sum: Pienso, luego existo. Principio de la filosofía de René Descartes en su Discurso del método.
-Memento mori: Recuerda que eres mortal, que vas a morir. Frase que repiten los monjes trapenses cada vez que se encuentran. También se llama así a la calavera que aparece en algunos cuadros barrocos, y que simboliza la muerte.
-Persona non grata: Persona indeseable. Suele utilizarse especialmente en el lenguaje diplomático.
-Argumentum ad hominem: Argumento dirigido contra la  persona (no contra el razonamiento). Tergiverasación de un argumento válido consistente en descalificar a la persona que lo afirmó.
-Carpe diem: Aprovecha el día. Verso y tópico literario del poeta Horacio.
-Per alas porci: En las alas de un cerdo. El escritor estadounidense John Steinbeck acuñó el lema “Ad astra per alas porci” (Hasta las estrellas en las alas de un cerdo) y el dibujo de un cerdo alado al que llamó Pigasus (en lugar de Pegasus, porque pig es cerdo en la lengua del Imperio) como sello personal al considerarse un animal inepto para el vuelo que, sin embargo, aspiraba a volar.
-E pluribus unum:  A partir de muchos, uno. Expresión de Agustín de Hipona para indicar que la unión hace la fuerza. Esta frase latina figura en el escudo de los EE.UU.
-Citius, altius, fortius: Más rápida-, más alta-, más fuertemente. Lema que simboliza el espíritu olímpico, que se le atribuye al barón de Coubertin en la inauguración de los primeros juegos modernos en 1896.
-Ad astra per aspera: Hasta las estrellas por los caminos difíciles. Frase, atribuida a Séneca el joven,  que indica que para conseguir algo hay que esforzarse.
-Deus ex machina: Un dios (bajado) a través de una máquina. Lenguaje teatral. Era costumbre que al final de algunas piezas de teatro apareciera un dios o elemento sobrenatural para desembrollar el enredo. La expresión designa, en sentido figurado, el desenlace más dichoso que verosímil de una situación dramática o trágica.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada