viernes, 15 de abril de 2011

Veni, vidi, vici


Una de las frases más famosas atribuidas a Julio César fue "Veni, uidi, uici", lo que quiere decir, como se sabe, "llegué, vi, vencí". Así resumió una de sus gloriosas campañas militares el ilustre general. Otro dicho suyo famoso fue, cuando cruzó el Rubicón, "alea iacta est" (la suerte, -o, más propiamente, el dado- está echada), y la última, cronológicamente: "Tu, quoque, Brute, fili mi?" (que dicen que le dijo a Bruto, uno de sus asesinos en la hora de su muerte: ¿Tú también, Bruto, hijo mío?).

Una de las recreaciones  más célebres de la frase cesariana se la debemos al poeta francés Victor Hugo, que dedicó un poema a la muerte prematura de su hija, titulado Veni, vidi, vixi, cambiando la última palabra: vixi (he vivido, viví)  en lugar de vici (he vencido, vencí): "llegué, vi, viví".


No habrá seguramente frase latina más y peor citada que esta de "ueni, uidi, uici". ¿Por qué? Pues por la mala costumbre de leer el latín clásico según la pronunciación nacional de la lengua de uno. Si leemos el latín a la española, tendremos que decir: "veni, vidi, vici", como si lo hubiéramos escrito "beni, bidi, bici" con "b" de burro. Los hispanos, ya de antiguo, no diferenciábamos B y V. Por eso se permitió Marcial la broma de decir que nosotros no distinguíamos "uíuere" (vivir) de "bíbere" (beber), confundiendo la vida con la bebida, y dando a entender de paso lo aficionados que eran nuestros antepasados al vino.


Durante mucho tiempo se creyó que la pronunciación correcta del latín era la italiana, y se leía la lengua de Cicerón y de Virgilio como si fuera italiano moderno. Habréis oído seguramente esta frase pronunciada a veces "veni, vidi, vichi" e incluso "veni, vidi, vinchi", con una ene intrusa incorrecta totalmente, que no pinta nada porque corresponde al presente pero no al pretérito perfecto. Esta pronunciación es la que adoptó e impuso la iglesia católica a toda la cristiandad, cuando la misa se celebraba como Dios manda, en latín.


¿Cómo la pronunciaría el propio César cuando en el mundo se hablaba latín y esta lengua no había degenerado todavía ni en castellano ni en italiano ni en francés ni en rumano ni en un largo etcétera? Pues seguramente así "ueni, uidi, uici", es decir /wéni, wídi, wíki/.
  

No hay comentarios:

Publicar un comentario